fbpx

Security Tokens para Torpes

Este tipo de token comparte muchas de las características de los tokens fungibles (ERC-20) y los no fungibles (ERC-721).

Los security tokens están diseñados para representar intereses de propiedad completos o fraccionados en activos y/o entidades.

Si bien los utility tokens no tienen limitaciones en cuanto a quién puede enviar o recibir el Token, los security tokens sí que están sujetos a muchas restricciones basadas en la identidad, la jurisdicción y la categoría de los bienes.

Entonces, ¿En qué se diferencian de los utility tokens?

El concepto de utility tokens (token utilitario en español) se entiende bastante bien en el espacio de las cadenas de bloques a día de hoy.

Los utility symbols (Símbolos de Utilidad) representan el acceso a una red.

La compra de un símbolo representa la capacidad de comprar bienes o servicios de esa red, algo así como la compra de un símbolo de juego que se utiliza para jugar a una máquina recreativa.

Por otro lado, los security symbols representan la propiedad completa o parcial de un activo (como las acciones de una empresa, un activo inmobiliario, una obra de arte, etc.).

La participación en una empresa, en un bien inmueble o en la propiedad intelectual puede estar representada por los security tokens.

Los security tokens ofrecen la ventaja de aportar una importante transparencia respecto a las acciones tradicionales en papel mediante el uso de la cadena de bloques y su libro público asociado. La estructura de los Security Tokens, la distribución y/o los cambios que podrían afectar a los inversores están ahora al alcance de todos a través de la cadena de bloques.

Los security symbols son activos digitalizados que representan la propiedad y formarán la columna vertebral de las finanzas 3.0, impulsando la innovación, la adopción y la accesibilidad en todo el sector financiero.

Los security tokens nunca serán adoptadas de manera significativa si los emisores, inversores, proveedores de KYC, exchanges, brokers, reguladores y desarrolladores no pueden trabajar juntos dentro del mismo marco.

Cabe destacar, que los security tokens pueden convertirse en una forma predeterminada para todos los valores financieros. De la misma manera que el estándar ERC-20 ayudó a crear el auge de los utility tokens, el estándar de security tokens ayudará a impulsar su propio auge.

Todos los participantes en el ecosistema podrán hablar el mismo lenguaje y tener confianza en la construcción de esta nueva y excitante tecnología.

Una propuesta de norma para los security tokens es que incorporan la propiedad diferenciada, la señalización de errores, las referencias de los documentos, el control de acceso del guardián de la puerta (operador) y la semántica de la emisión/redención.

Ya para finalizar el artículo, añado que el estándar de estos tokens es el ERC-1400.

Artículo escrito por:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter

Acceso Usuario