fbpx

¿Qué es DeFi?

DeFi es la abreviatura de Finanzas Descentralizadas que hace referencia a los activos digitales y contratos inteligentes, protocolos, y aplicaciones descentralizadas (Dapps) creadas en la red Ethereum. Es un software financiero construido en Blockchain que se puede formar como Legos.

Para tener una idea de los productos y servicios que existen en el ecosistema DeFi, puede ver el Ranking DeFi aquí.

Internet ha revolucionado casi todas las industrias a lo largo de los años. A través de la tecnología, hemos abastecido al mundo para satisfacer nuestras necesidades. Desde asistentes digitales hasta casas inteligentes, el internet afecta a muchos aspectos de nuestra vida diaria. Entonces, ¿Por qué el dinero iba a ser diferente?

¿Qué son las finanzas descentralizadas y para quien són?

Para comprender mejor DeFi, primero deberíamos indagar en cómo surgieron las finanzas tradicionales.

Los humanos originalmente intercambiaban bienes y servicios, llamado trueque. Pero a medida que las sociedades humanas se formaron y desarrollaron, también lo hicieron nuestras economías. Inventamos la moneda para facilitar el intercambio de cosas de valor. Posteriormente, la moneda ayudó a introducir nuevas innovaciones y mayores niveles de productividad económica. Sin embargo, todo esto no fue gratis.

Históricamente, las autoridades centrales como los gobiernos han emitido la divisa que sustentan nuestras economías. Se esperaba que los bancos centrales y las instituciones administraran y regularan el suministro de dicha divisa en circulación. A medida que el tamaño y la complejidad de nuestras economías crecieron, estas autoridades centrales ganaron más poder a medida que más personas confiaban en ellas.

Confía en que su gobierno no imprimirá más dinero de la noche a la mañana. Confía en su banco para guardar su dinero de forma segura. Y, cuando se trata de invertir, confía sus activos a un asesor financiero. Al entregar el control de su dinero a otros, espera obtener ganancias. Pero la triste verdad sobre nuestro sistema financiero actual, es que el poder que se le brinda a estas instituciones con nuestra confianza, no siempre es recompensado.

A menudo tenemos muy poco que decir sobre cómo las grandes empresas manejan nuestras inversiones, o incluso cómo nuestros gobiernos manejan la economía. Y en la mayoría de los casos, los inversores solo reciben una pequeña fracción de los retornos generados por estas autoridades centrales.

DeFi está tratando de construir algo diferente

Las finanzas descentralizadas tienen como objetivo crear un sistema financiero que esté abierto a todos y minimice la necesidad de confiar y depender de las autoridades centrales. Tecnologías como Internet, criptografía y blockchain nos brindan las herramientas para construir y controlar colectivamente un sistema financiero sin la necesidad de autoridades centrales.

Hay un dicho en el ecosistema blockchain: «No confíes, verifica». Porque con una red blockchain, podemos verificar todas y cada una de las transacciones que ocurren en la cadena de bloques.

DeFi permite que todos se hagan cargo de sus finanzas

Casi todas las aplicaciones DeFi se desarrollan en la cadena de bloques de Ethereum. En lugar de una autoridad central, los usuarios que componen la red controlan la emisión de ether (ETH) de manera descentralizada.

Los desarrolladores pueden programar aplicaciones en Ethereum que pueden crear, almacenar y administrar activos digitales, también llamados tokens. Estos se denominan contratos inteligentes o aplicaciones descentralizadas (DApps). Son contratos o acuerdos ejecutados por la cadena de bloques de Ethereum según lo programado. Podemos construir acuerdos complejos e irreversibles sin la necesidad de un intermediario.

Las finanzas descentralizadas (DeFi) tienen la oportunidad de generar un sistema financiero más resistente y transparente. Cualquiera con conexión a Internet puede acceder e interactuar con contratos inteligentes construidos en Ethereum. Muchos de estos contratos están diseñados para ser de código abierto. Por lo tanto, los usuarios pueden verificar el código de los contratos inteligentes.

Ejemplos de aplicaciones populares de DeFi

Existen diferentes productos y servicios DeFi. Algunos pueden resultarle familiares a los servicios financieros existentes, pero con un toque descentralizado.

El sector de DeFi más popular y de rápido crecimiento son las plataformas de préstamos. Al igual que en un banco, los usuarios depositan dinero y ganan intereses de otro usuarios que piden prestados activos. Sin embargo, en este caso, los activos son digitales y los contratos inteligentes conectan a los prestamistas con los prestatarios. Y todo sucede sin necesidad de confiar el uno en el otro o en el banco intermediario. Y, al eliminar al intermediario, los prestamistas pueden obtener mayores rendimientos y comprender claramente los riesgos gracias a la transparencia que proporciona Blockchain.

Los tokens llamados ‘Stablecoins‘ también son importantes para el ecosistema DeFi. Hay personas que tienen la impresión de que todas las criptomonedas son volátiles. Sim embargo, las stablecoins son tokens diseñados para tener un valor específico y, por lo general, están vinculados a una moneda fiduciaria como el dólar estadounidense. Por ejemplo, DAI es una moneda estable (stablecoin) vinculada al USD y respaldada por ether (ETH). Por cada DAI, hay 1,50$ de ETH bloqueados en el contrato inteligente de MakerDAO como garantía.

Otro tipo de aplicación popular de DeFi son los DEX o exchanges descentralizados. Los DEX son exchanges de criptomonedas que utilizan contratos inteligentes para hacer cumplir las reglas comerciales, ejecutar operaciones y manejar fondos de forma segura. Cuando se opera en un DEX, no existen registros, no hay verificación de identidad ni tarifas de retiro.

DeFi y su similitud con Lego

Con Lego, depende de ti mismo para unir los ladrillos y construir algo nuevo. Lo mismo ocurre con los contratos inteligentes. Con cada nuevo proyecto, producto o servicio lanzado en Ethereum, tienes un Lego más en tu colección. Y al juntar los componentes existentes en DeFi, podemos combinar, modificar o crear nuevas herramientas financieras.

cDAI es un ejemplo perfecto para explicar lo anteriormente expuesto. Compound es un servicio de préstamos en Ethereum. Cuando se invierte DAI en Compound, recibe tokens de cDAI que representan su DAI en Compound y cualquier interés que hayamos ganados por los préstamos. Dado que cDAI es un token, puede enviar, recibir o incluso usar cDAI en otros contratos inteligentes. DeFi Lego en acción: invertir ETH en MakerDAO para recolectar tokens DAI; DAI se invierte en Compound; tokens cDAI se pueden usar en otras DApps.

Por ejemplo, puede intercambiar ETH por cDAI en un DEX y comenzar a ganar intereses solo por tener cDAI. Y debido a que tu eliges cómo interactúas con los contratos inteligentes en la cadena de bloques, puedes usar un agregador DEX como DEX.AG para comparar e intercambiar tokens.

La descentralización puede evolucionar

Existen diversos grados de descentralización cuando se trata de servicios DeFi. Porque realmente, no todo puede ni debe estar completamente descentralizado.

La tecnología tiene limitaciones y, a veces, las inconsistencias de DeFi comienzan a surgir. A su debido tiempo, las leyes se adaptarán al cambiante panorama financiero y el lugar de DeFi en el mundo será más claro. Dicho esto, una cosa está clara: DeFi llegó para quedarse.

DeFi no va a desaparecer

Todo el mercado financiero descentralizado tiene un valor de 494,6 millones de dólares. Ethereum se ha convertido en la cadena de bloques elegida por muchas empresas para construir sus productos financieros. Y cada día se crean más y más aplicaciones DeFi.

Si tiene alguna duda, no dude en contactar con nosotros.

 

Artículo escrito por:

Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
Share on telegram
Share on linkedin
Share on facebook
Share on twitter

Acceso Usuario