Categorías
DPF

Modelos de referencia y Mentores.

Seguimos nuestro camino al éxito, y en este capítulo os daré unos tips muy importantes : De quien tomas referencias y en quien te fijas para alcanzar tus metas.

Es muy importante saber a quién tomamos cómo patrón a seguir. Ya que no tendría ningún sentido tomar como referencia a una persona que esté en la misma situación que tú.

Los mentores son una parte muy importante del éxito, independientemente de en que área quieras triunfar.

Por eso mismo todas las grandes personas que alcanzaron la cumbre aconsejan tener un mentor. Ya sea de negocios, de vida, espiritual o emocional. Todos y cada uno de ellos va a hacer que des un salto evolutivo positivo en tu vida, y te ayudará a conseguir tus metas, sean cuales sean.

Lee, infórmate, busca biografías de personas que están donde tú quieres llegar. Adapta sus formas de pensar y actuar a tu vida, mimetiza sus acciones, trata de averiguar de que forma piensan, que hábitos los hicieron llegar hasta la cumbre, como se relacionan con el dinero. En cuanto a los negocios, ¿De qué forma enfocan un negocio? ¿Cómo hicieron sus fortunas? ¿Qué objetivo tenían en mente a la hora de crear según que negocio? Ya os puedo adelantar una cosa de la que me he dado cuenta estos últimos tres años: Los ricos que se hicieron a si mismos creando riqueza y éxito desde cero, TODOS ellos se han centrado en servir a la gente, en solucionar problemas que están muy extendidos en la sociedad.

Vas a tener que invertir dinero y tiempo en la adquisición de cursos, libros, asistir a seminarios, congresos…etc. Todo esto te dará un entorno en el que desenvolverte genial e inclusivo para con tus ambiciones. Pero recuerda que la manera de ir directo al éxito es contratar un mentor CON RESULTADOS. Los mentores ya están donde tú quieres llegar, así que, no negocies el precio del éxito, disponte a aprender y a cambiar radicalmente.

Ninguno de ellos ha creado algo para hacerse rico, todo lo contrario, estas personas exitosas o bien han puesto al alcance de todo el mundo un conocimiento no tan extendido, con el cual, se llega a un cambio de percepción y de valores, han solucionado un problema extendido en la sociedad, han hecho la vida mas fácil a las personas…

Como puedes ver en estos tiempos la forma mas »fácil» de tener éxito es servir a las personas. Hay que dejar de centrarse en uno mismo ( en cuanto a resultados me refiero) y empezar a centrar nuestro foco en aportar valor a la humanidad.

Otra de los factores importantes también es la motivación para el éxito. Tened en cuenta que si la razón de obtener éxito es ‘’demostrar lo que vales’’ nunca será un éxito feliz, ya que ese ‘’éxito’’ es una proyección de una carencia interna que es la desvalorización de un@ mism@.

Si por otro lado, la razón de tu trabajo es asistir, ayudar, entender y compartir, aquí el éxito es totalmente diferente, por que la razón de tu triunfo es aportar valor a la sociedad, lo que lo convierte en un éxito feliz.

Os animo a que investiguéis a las personas que están en el punto al que vosotros aspiráis, entendáis de que forma piensan, leer su biografía, tratar de entender sus negocios (hacia dónde van dirigidos, o cuál es el fundamento del mismo). Entonces podréis tener una imagen mucho más completa de qué es lo que se ’’necesita’’ para alcanzar el éxito en esa área determinada.

Muchas gracias por vuestra atención!

Nadie nos para en nuestro camino al éxito!

La razón principal por la cual no tienes éxito es por que escuchas a tu familia y amigos más cercanos.

Napoleon hill
Categorías
DPF

El Compromiso

Pasamos al siguiente paso, después de definir y aclarar nuestro deseo tenemos que empezar a trabajar para hacerlo realidad. Pero antes de empezar a trabajar debemos hacer una cosa muy importante con nuestro objetivo, que es comprometerse al máximo con el mismo. Con tal de que sólo haya un final posible: La adquisición de tal objetivo.

Pero el compromiso es el tercer nivel y por lo tanto mas profundo de querer. A continuación expongo los 3 niveles y las diferencias entre sí:

  • El primer nivel ‘’quiero mi objetivo’’. Con tal actitud si que pueden hacer cosas para alcanzar su meta, pero la postura mas adoptada es la de ‘’ si me cae del cielo, lo acepto’’.
  • El segundo nivel encontramos el ‘’elijo mi objetivo’’. Con esta decisión aportas una energía mas fuerte para conseguir tu objetivo, ya que estas decidido a conseguirlo, y decidir viene del latín ‘’decidere’’ que significa “eliminar cualquier otra alternativa”
  • Y luego está la energía mas potente que podemos aportar a la consecución de nuestros objetivos, que es la del compromiso. Cuando te comprometes lo das absolutamente todo por un objetivo, te casas con él. No se pueden dejar reservas, se va a jugar con todas las cartas. En este nivel las excusas no sirven de nada, sólo para dilapidar tu objetivo. Asumes toda la responsabilidad y dejas de culpar “al mercado”, “ a la crisis”, “ a que la competencia tiene mejor producto/marketing…’’ etc, etc. Lo vas a dar todo de ti, sí o sí.

Sin ánimo de ofender a nadie, todo esto de las excusas o dificultades que vemos son cuentos que nos contamos para dar apoyo y sustento a nuestra mediocridad. No hay mediocres exitosos, lo siento pero es así. El que quiere ser exitoso no ve dificultades ni pone excusas. Aprovecha las dificultades para dar una solución a lo que causa tal dificultad, con la intención de seguir cumpliendo objetivos.

Así que amigos, os animo a que pongáis la mano en vuestro corazón y con alta energia emocional repitas conmigo :

» Yo [vuestro nombre] me comprometo a darlo todo, a conseguir cueste lo que cueste [vuestro objetivo], así me tenga que dejar la piel en ello y no me rendiré hasta conseguirlo.»

Principio de riqueza by T Harv Ecker

«Si no estás completa, total y verdaderamente comprometido a crear riqueza, lo más probable es que no lo consigas.«

Marc Serra.

Categorías
DPF

La Fe

Todos tenemos un poder ilimitado dentro nuestro, que nos puede llevar en conjunción con otros poderes, a donde queramos.

Este poder es la fe, que consiste en habilidad de creer en los resultados que estamos buscando sin aún tenerlos, pero sabiendo que vamos directos a ellos. Es la claridad mental de saber a donde vas a llegar, sin dudas, sin miedos, solo con esfuerzo disciplina y constancia.

No estoy hablando de fe religiosa, quiero dejar esto claro para que no haya mal entendidos.

Teniendo nuestro objetivo fijado, nuestro plan hecho, y embarcados en el magnífico y emocionante camino al éxito, debemos empezar a usar la fe a nuestro favor.

Debemos saber que la fe es un estado mental que se puede inducir mediante la autosugestión. ¿Qué significa esto? Muy fácil, que aunque estemos faltos o no sepamos como podemos aumentar la fe en nuestros resultados, mediante una herramienta tan poderosa como la autosugestión podemos hacer crecer nuestra fe en los objetivos que tenemos marcados.

La autosugestión es la capacidad de convencer a nuestro subconsciente para que nos de los resultados que deseamos. Pero ya hablaremos de la autosugestión mas adelante.

La fe se complementa con varias herramientas, pero una de las más importantes para mi es el saber que lo estás dando todo de ti e incluso un poco más para cumplir ese objetivo o meta deseada.

Quiero dejar otra cosa clara, la fe no es esperanza. La esperanza es un sentimiento débil, ya que cuando tienes esperanza de algo, quieres que pasé, pero no te responsabilizas de que vaya a pasar, lo dejas al azar, en cambio la fe es la seguridad de que va a pasar porque estas poniendo todo de ti, estas arriesgando tu futuro para hacer que eso pase, sólo así podremos tener una fe fuerte como un roble y consolidada.

¡Muchas gracias! Y recordad si tenéis alguna duda o algo que comentar, por favor hacedlo en la caja de comentarios abajo.

«Fija tu mente en un objetivo bien definido y ten fe en el y observa cómo rápidamente el mundo se aparta para dejarte pasar.»

– Napoleon Hill

Categorías
DPF

El Deseo

Esta será una serie de posts relacionados a la mentalidad de éxito.

Y vamos a empezar por el principio, lo que todo lo mueve, lo que hace que los grandes planes se conviertan en toda una realidad, lo que nunca nos puede faltar en el momento de conseguir algo importante para nuestras vidas.

El deseo, el deseo ferviente, las ganas de conquistar el mundo, ese fuego interior que se nos aviva cuando estamos en relación con lo que nos apasiona.

Esta parte es fundamental en cualquier persona que desee tener éxito en algún campo. Da igual a lo que te quieras dedicar, en lo que quieras tener éxito, sin deseo no hay nada.

Ya que somos seres emocionales, y movido por el deseo, es la gasolina que necesitamos para empezar algo, y más importante, será nuestro empuje cuando las cosas no vayan demasiado bien.

Cabe remarcar, que el deseo hay que bajarlo a la tierra y convertirlo en objetivo. Y como os comenté en el post anterior, para conseguir un objetivo hay que hacer un plan con unas metas claras y sencillas de entender.

El deseo de cumplir nuestro objetivo nos va a permitir quitar de nuestras cabezas las sombras, las objeciones que podamos encontrar en nuestro camino al éxito. En cuanto el camino se ponga feo y estrecho (y se pondrá), traer nuestro deseo de nuevo a la cabeza nos dará el combustible necesario para poder seguir adelante. Recitar interiormente o en voz alta nuestros objetivos hará que se nos despejen las dudas y miedos motivándonos y volviendo a coger el impulso necesario para continuar nuestro arduo camino al final esperado.

No solo vale con desear algo y ya está, lógicamente así no funciona el éxito. Hay que acomodar todo tu entorno a lo que te lleve a realizar ese deseo realidad. Hay que trabajar duro, educarse, estudiar a personas que consiguieron lo que tu quieres, ver y analizar el camino que otras personas han recorrido para alcanzar sus metas. Da igual que fin quiso la otra persona, lo que se trata aquí es de adoptar la mentalidad de tiburón con la que esa persona consiguió sus metas.

Una persona movida por el deseo incansable de conseguir algo, es una persona imparable.

 “ He aprendido con los años que cuando un hombre desea algo con tanta fuerza que está dispuesto a sacrificar todo su futuro por un único objetivo o una meta, no se debe apostar en contra de ese hombre”

  • Thomas A. Edison

Categorías
DPF

Camino al éxito

Quiero empezar el tema de hoy hablando sobre el éxito.

¿Qué es el éxito?

Para definirlo he de nombrar a Earl Nightingale (1921 -1989), fue un escritor americano que dedicó su vida a estudiar y escribir sobre temas relacionados con el desarrollo del carácter humano, motivación y temas existenciales. Entre una de sus obras se encuentra “El secreto mas extraño” del cual vamos a hacer una reflexión hoy.

Earl definió el éxito como “la realización progresiva de un ideal valioso o digno».

Bien partiendo de esa definición, y lo que nos lleva a pensar es que el éxito tiene múltiples caras y significados dependiendo del sujeto.

Para una persona el éxito puede ser el enseñar a la gente conocimientos, por lo tanto, ser profesor, para otra persona el éxito puede ser llegar a tener una gran empresa y ser un hombre/mujer de negocios, para otra persona puede que el éxito radique en cuidar a los mas desfavorecidos o auto insuficientes, por lo que esta persona podría querer acabar trabajando en una residencia de ancianos o un hospital, para así poder ayudar a los demás con sus servicios.

Como podéis ver el éxito puede tener muchas y diferentes caras, según el punto de vista desde donde se mire, pero, de lo que si podemos estar seguros es que para tener éxito tenemos que tener unas metas bien claras y definidas. Y aquí es donde la mayoría de personas falla en cuanto a la búsqueda del éxito.

El tener unas metas claras es nuestro pasaporte al éxito, ya que a través del cumplimiento de nuestras metas alcanzaremos el mismo. Pero para eso hace falta unas metas ‘’grandes o a largo plazo’’ y otras mas ‘’pequeñas o a corto plazo’’.

La identificación y el desglose de esas metas mayores en objetivos mas pequeños y alcanzables a corto o mediano plazo es lo que nos va a brindar la prosperidad y el poder materializar nuestro sueño.

Hay que saber y tener muy claro hacia donde nos dirigimos para poder alcanzar nuestro éxito final anhelado.

Por lo tanto chic@s os animo a que hagáis vuestra hoja de ruta al éxito.

¿Y cómo?  Repitiendo los puntos anteriormente citados.

  1. Identifica tu ideal de éxito.
  2. Traza un plan mayor que te dirija hacia él.
  3. Desglosa ese gran plan en pequeñas acciones fáciles de conseguir a corto mediano plazo.
  4. Pon todas tus ganas y energía en la realización de tales metas y verás la magia hacerse.
  5. Siempre ten en mente la meta final.

Espero que os haya aclarado un poco los pasos a seguir para realizar vuestros deseos.

Hasta aquí la primera entrega sobre el »camino al éxito», la semana que viene trataremos la parte de mentalidad de éxito.

¡Muchas gracias por leerme y por empezar a cumplir vuestras metas!

«Have dreams so big that your problems pale in comparison»
«Ten sueños tan grandes que tus problemas palidecen en comparación»

– Grant Cardone